Patrimonio

Casco Urbano

ValdepJaen

Fundado por el rey Carlos I y doña Juana, su madre, Valdepeñas de Jaén comparte con Mancha Real y Los Villares el ser uno de los paradigmas del urbanismo renacentista jiennense inspirado en las teorías del tratadista Vitrubio. Entre los artífices de la traza se cita a Juan de Reolid.

Su morfología urbana se enfrentó a la necesidad de adaptar un trazado reticular a la irregular orografía de la colina sobre la que se asienta. Su parte más llana se aprovechó para definir el centro urbano, una amplia plaza trapezoidal donde se asentaron tanto los edificios más emblemáticos, la iglesia parroquial y el concejo, como las carnicerías y tiendas. La plaza, cerrada en sus cuatro ángulos, es el origen de una cuadrícula reticular inspirada en la ordenación de los “castra” romanos.

Iglesia de Santiago Apóstol

La iglesia parroquial de Valdepeñas está emplazada en una de las esquinas laterales de la plaza y sobresale respecto al resto de los edificios del entorno tanto en altura como volumétricamente, cumpliendo así las normas de Vitrubio de que el edificio más representativo debía dominar el conjunto urbano, ser visualizado desde todos los puntos posibles y conformar el perfil más característico de la localidad.

Del siglo XVI y consagrada al Apóstol Santiago, la iglesia muestra una lexicografía artística renacentista patente en el clasicismo y simplicidad de su portada, la proporcionalidad de su torre y la claridad espacial interna, así como por la función que desempeña en la distribución y simbolización del reticulado urbano.

Su portada, ubicada no a los pies del templo sino lateralmente a la plaza, abre con un sencillo arco de medio punto sobre el que va un segundo cuerpo con venera destinado a acoger la imagen del santo titular. Los muros son de mampostería y van reforzados por contrafuertes cuadrangulares, y se cubre a dos aguas con teja de ladrillo. La torre es cuadrangular y se articula en dos cuerpos, de los que el segundo, con huecos cubiertos por arcos de medio punto, sirve de campanario.

La iglesia cuenta con la servidumbre de una casa adosada que distorsiona su imagen y la de la plaza.

Otros Monumentos

Entre los bienes culturales de interés de Valdepeñas cabe citar el patio de la vivienda señorial de los Gamboa, en la Plaza del Patín; la residencia episcopal, reformada en el siglo XVII bajo la inspección de Eufrasio López de Rojas y convertida en sede episcopal cuando el obispo agustino fray Diego Melo de Portugal se refugió hasta su muerte en Valdepeñas; la ermita de San Sebastián, con portada del siglo XVIII; y el Santuario del Santo Cristo de Chircales, referente de la religiosidad popular valdepeñera.

Ermita de Chircales

Ermita Chircales (2)

En este paraje existe un interesante nacimiento de agua junto a la ermita dedicada al Cristo de Chircales, disponiendo de abundante vegetación y zonas de sombra que animan a pasar el día. Allí mismo se puede visitar además la cueva llamada de las Ofrendas.

  • Emplazamiento: Al oeste del núcleo urbano.
    Distancia: 6 km.
    Medio: Vehículo turismo.
    Vía de acceso: Por una carretera directa saliendo del pueblo.

Mirador de Navalayegua

Es un estratégico mirador natural, situado a unos 1.500 metros de altitud, desde el que se obtienen magníficas vistas del pantano del Quiebrajano y de la Sierra Sur. En su entorno, un bosque típico mediterráneo bien conservado, se encuentra el “Quejigo del Carbón”, un quejigo milenario que ha sido declarado Monumento Natural por la Delegación de Medio Ambiente.

  • Emplazamiento: Al este de la localidad, junto al cortijo de Navalayegua.
    Distancia: 6 km.
    Medio: En vehículo todoterreno y a pie.
    Vía de acceso: Mediante un carril que sale del pueblo y se dirige al puerto de Navalayegua bordeando el arroyo del Vadillo.
Nacimiento del Vadillo

Se trata de una interesante área recreativa, bien equipada, que se encuentra situada junto al nacimiento de agua que alimenta al arroyo del Vadillo, el cual sigue su curso a lo largo de la falda del Ventisquero (1.763 metros).

  • Emplazamiento: Al sur del casco urbano, muy cerca del mismo.
    Distancia: 300 m.
    Medio: En vehículo turismo y a pie.
    Vía de acceso: Directamente por un carril que sale del pueblo y se dirige al enclave.
Pitillos

Declarado Monumento Natural por la Junta de Andalucía, se trata de un relieve accidentado en torno a un pequeño valle -el del río Quiebrajano- rodeado por tres elevaciones superiores a los 1.200 metros. Destaca la presencia de angostos cañones, de hasta 30 metros de altura, en el cauce del río Quiebrajano, donde además se puede practicar la pesca de la trucha. Este paraje conserva además un bosque de tejos único en la comarca y de los pocos existentes en Andalucía.

  • Emplazamiento: Al este de la localidad, en el límite con el término municipal de Campillo de Arenas.
    Distancia: 8 km.
    Medio: En vehículo turismo y en todoterreno.
    Vía de acceso: Saliendo de pueblo por la carretera que conduce a Noalejo y Campillo de Arenas.